Botox

Botox (Toxina Botulínica)

Es un tratamiento que logra la relajación temporal de los músculos faciales tratados, así al aplicarlo estos músculos no se contraen y la piel permanece lisa y tersa, reduciendo considerablemente las líneas de expresión. Esta técnica es altamente segura ya que se basa en la utilización de la toxina botulínica purificada que se aplica en dosis mínimas e inocuas. Se trata de una proteína que lo que hace es inhibir la producción del neurotransmisor acetilcolina, responsable de la transmisión del impulso nervioso que provoca la contracción muscular.

El tratamiento consiste en la infiltración del producto en puntos concretos de los músculos del tercio superior de la cara a través de una finísima inyección, su aplicación es indolora y con ella se consigue bloquear la transmisión nerviosa que contrae los músculos cuando se gesticula. En general, y dado que en cada aplicación se inoculan muy pequeñas dosis del producto, este tratamiento no suele tener efectos secundarios. No obstante, a veces puede producirse un pequeño hematoma en el punto de aplicación que se corrige con maquillaje y que suele durar unas pocas horas.

Los efectos de la toxina botulinica tienen una duración media de 4-6 meses cuando los músculos tratados volverán a recuperar paulatinamente su capacidad de movimiento. No obstante, a medida que se realizan sesiones, su efecto dura más tiempo porque el cuerpo lo asimila durante más tiempo y porque la relajación muscular va reduciendo progresivamente la profundidad de las arrugas.

Logre verse tal y como usted lo desea

Contáctenos y permítanos asesorarle de la mejor manera